HISTORIA:

El Producto Pomada AZTK Mágica se inventó en el año 1993. Se ha vendido de mano en mano y de boca en boca, desde hace aproximadamente 12 años y medio.

El motivo único e inolvidable para iniciar las investigaciones que me llevaron al desarrollo de este producto, fue la salud de mi primer hijo, misma que se vió afectada por una extraña dolencia, cuando me encontraba en Europa haciendo estudios.

Como madre preocupada del bienestar de mi hijo, empecé a notar que a muy temprana edad manifestaba ciertos síntomas que indicaban una aparente debilidad de su sistema respiratorio.

Como las molestias eran continuas y relativamente indefinidas, eran de difícil curación e identificación, ya que a veces parecía tener asma, o bien catarro, o simplemente alergias menores a diversos elementos.

Consultando a médicos de ese continente y posteriormente a mi regreso en México haciendo lo mismo, el diagnóstico a futuro era que el niño se volvería asmático.

Gracias a mi preparación previa como Odontóloga, con conocimientos básicos muy importantes de medicina y terapias que en general todo médico debe tener, empecé un estudio concienzudo de la medicina natural mexicana, ya que dados los síntomas que presentaba mi hijo, finalmente se le diagnosticó que era posible que desarrollara un proceso asmático,... enfermedad que por ningún motivo quería yo permitir que mi hijo padeciera y mucho menos quería pagar el precio socioeconómico que este padecimiento conlleva, sobre todo, viviendo en una ciudad, cuya característica ambiental es el calor húmedo y en donde la mayoría de los deportes son acuáticos y al aire libre.

Fue así, que gracias a la herencia herbolaria tradicional que nuestros antepasados nos han legado, descubrí la variada y abundante riqueza terapéutica que acompaña a muchas de las plantas de nuestra tierra.

En el transcurso de mis estudios sobre las bondades de los vegetales consignados en la historia herbolaria mexicana, encontré que los valores coadyuvantes en terapéuticas de muchos de ellos, se pueden aprovechar combinándolos, obteniendo así un efecto múltiple que coadyuva en la prevención, atenuación y disminución de diversos padecimientos en forma simultánea.

Así fue como decidí preparar una combinación en forma de pomada, que encerrara en sí misma el maravilloso poder que tienen muchas de las plantas con que cuenta la herbolaria mexicana, empleada por nuestros antepasados desde tiempos inmemoriales,… tan es así que se sabe que a la llegada de los españoles, el jardín botánico del emperador Moctezuma, ya contaba con más de 2500 plantas medicinales debidamente identificadas y seleccionadas para fines terapéuticos, que hoy sabemos que con sus efectos no solamente actúan sobre la dolencia específica, sino que producen otros beneficios colaterales que mejoran nuestra salud.

Como tributo a nuestros ancestros decidí nombrar a la pomada:

“Pomada AZ.T.K HERBAL”

Y dados los múltiples beneficios coadyuvantes que proporciona en padecimientos tan diversos, como: Daños en la Piel, Problemas Musculares y Articulares, Quemaduras, Hemorroides, Problemas Respiratorios, etc., decidí con el deseo de hacer extensivos los beneficios que esta pomada produjo en la salud de mi hijo, producirla para que esté al alcance de otras personas, hecho que me permite presentarla como un producto que puede comercializarse a nivel nacional e internacional.